Edurne y De Gea, 10 años de amor y elegida discreción
junio132020

La cantante y el portero, a quien ahora le dedica una romántica canción, forman una pareja poco habitual en sus mediáticos mundos

Edurne y David de Gea forman una pareja tan normal que es rara: por su discreción y su sencillez, especialmente en sus mundos. Ella, de 34 años, es cantante, pero no solo: trabaja como actriz, presentadora, modelo, compositora… Él, de 29, es una de las grandes estrellas del fútbol, nacional e internacional: portero de la selección española de fútbol, y, desde hace nueve años, ídolo de la hinchada del Manchester United. Podían salir en revistas, vender sus historias a programas de televisión y ganar lo que no está escrito de plató en plató. Pero, simplemente, no son así.

Sin embargo, de cuando en cuando hablan el uno del otro; con el tiempo, cada vez más. Ahora, Edurne lanza el que es su séptimo álbum de estudio, llamado Catarsis, y por eso está concediendo algunas entrevistas sobre este proyecto. Así, en una conversación por videoconferencia en El Hormiguero, Edurne desveló que en él incluye una canción especial que le ha escrito a De Gea y que, además, es el primer single del álbum.

“David no tenía ni idea”, confesaba, entre divertida y avergonzada sobre la canción, llamada Tal Vez. “Me apetecía mucho en este disco, ya que es muy personal y muy especial porque es la primera vez que estoy involucrada al cien por cien en cada composición y producción y diseño… Quería que tuviera algo especial y, después de nueve años, me apetecía poder regalarle a él un tema que hablara de nuestra relación. Porque evidentemente como para cualquiera la mía es la más bonita y la más especial”. Reconoce que, aunque le había dejado escuchar el resto de composiciones, esperó para mostrarle esta. “Ese momento del estribillo, cuando habla de los nueve años… Se emocionó mucho”, relataba, también emocionada.

 

El estribillo de la canción, que lanzó a primeros de marzo, dice: “Necesité un día para oír tu nombre y para olvidarlo me haría falta un mes. Hace nueve años, aún recuerdo dónde, me diste aquel beso por primera vez. Tal vez, quizá, no sé, ya te encontré”

La cantante y el futbolista llevan juntos casi una década; celebrarán su redondo aniversario el próximo mes de diciembre, pocos días después de que él cumpla los 30 y ella alcance los 35. Diez años juntos que empezaron con dificultades. Cuando llevaban apenas unos meses saliendo, él se trasladó a la ciudad de Mánchester para seguir con su carrera. Aquello era verano de 2011. Ella fue y vino, vino y fue.

Pero hace casi dos años, a finales de 2018 y con su noviazgo más que asentado, se cansaron de acumular millas aéreas y ella se marchó a vivir a Inglaterra. De hecho, en su canción también se hace referencia a todo ese complicado arranque, puesto que comienza así: “Tal vez, quizá, viniste para quedarte aquí. Tal vez, quizá, te fuiste y no te marchaste de mí. Tal vez no habrá canciones para curarme de ti […] prefiero extrañar, prefiero volver, volver a extrañarte una y otra vez a jugar a olvidarte. Yo no puedo olvidar. Prefiero llorar, prefiero perder, prefiero ser ciega a no volverte a ver, ya no quiero buscarte: yo prefiero encontrarte”.

Excepto estos pequeños gestos, es difícil observar a la pareja junta en su intimidad. En este confinamiento, por ejemplo, Edurne ha permitido echar una ojeada a su día a día gracias a redes como Instagram o TikTok. En ellas ha mostrado la casa que comparten en la villa británica, donde ha pasado dos meses de la cuarentena y donde se la ha visto cantando en su gran jardín o haciendo deporte en un amplio y luminoso salón.

Edurne también le contó a Pablo Motos que ha pasado dos meses en la ciudad y que ahora, de vuelta, sigue guardando las distancias e higienizando todo a su paso. Sin embargo, no quiso entrar demasiado en cómo ha pasado la cuarentena. “Me da un miedo hablar de Inglaterra y de Mánchester…», confesaba entre risas, después del resbalón que tuvo hace cinco años cuando dijo de la ciudad: “Muy bonita no es”.

Ese ha sido de los pocos escándalos que han salpicado a la pareja. El más complejo al que se han enfrentado fue la implicación de De Gea en el llamado caso Torbe, un delito de abusos sexuales y trata de mujeres. Él, en todo momento, lo negó, y ella, siempre en silencio (su entorno sí dio a conocer que la “presión mediática” estaba siendo dura), habló de la cuestión meses después asegurando que su noviazgo no había estado en peligro y que sabían que las acusaciones eran falsas, por lo que habían vivido con tranquilidad: “Nunca tuve dudas. Siempre confié plenamente en la inocencia de David. Le he apoyado y he estado a su lado”. Y ahí sigue, una década después.

Fuente: Edurne y De Gea, 10 años de amor y elegida discreción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
Abrir chat